Master Brand

¿Los gatos pueden contagiarse con gusanos pulmonares?

Compartir en
Intro Text
El gusano pulmonar del que muchas personas habrán oído hablar es el gusano pulmonar canino (Angiostrongylus vasorum), un parásito que puede ser mortífero para los perros. Aunque este parásito no afecta a los gatos, existe una especie de gusano pulmonar que afecta específicamente a los felinos. Aquí encontrarás lo que necesitas saber acerca de los gusanos pulmonares en gatos.
Content
Image
Gato llevando un ratón en la boca

Una idea errónea y generalizada es que solo los perros pueden contagiarse de gusanos pulmonares. Aunque los gatos no pueden contagiarse con el gusano pulmonar canino (Angiostrongylus vasorum, un parásito de perros que puede ser mortífero), pueden infectarse con una especie diferente llamada Aelurostrongylus abstrusus. La infección del gusano pulmonar felino puede provocar síntomas similares a los de otras enfermedades pulmonares comunes (como el asma felino), entre ellos tos, sibilancias y dificultad respiratoria. A diferencia del gusano pulmonar canino, la enfermedad no suele ser letal, aunque puede ser más grave en gatitos y en animales afectados por otros problemas de salud.

¿Qué es el gusano pulmonar?

Como su nombre lo indica, el gusano pulmonar felino es un parásito que vive en los pulmones y en vías respiratorias menores de los gatos infectados. Los parásitos adultos producen huevos de los que surgen larvas; las larvas atraviesan el tejido pulmonar y, como podrás imaginar, provocan daño pulmonar y síntomas relacionados con este daño, como la tos.

¿Cómo se infectan los gatos con gusanos pulmonares?

El gusano pulmonar felino es transmitido mediante babosas y caracoles, y los gatos pueden infectarse directamente al comer un molusco infectado o, con mayor frecuencia, al comer otros animales que se alimentaron de algún molusco infectado, como roedores y pájaros.

¿Los gusanos pulmonares son peligrosos para los gatos?

Los gusanos pulmonares por lo general causan enfermedad respiratoria y daño pulmonar, y los gatos infectados suelen toser o presentar sibilancias y dificultad respiratoria. Los síntomas suelen ser leves en los gatos adultos, pero la enfermedad puede ser más grave en gatitos y en gatos adultos afectados por otros problemas de salud.

¿Los gatos pueden contagiar con gusanos pulmonares a otras mascotas?

El gusano pulmonar felino no afecta a los perros; existe una especie de gusano pulmonar que afecta específicamente a los canes, que supone un riesgo mucho más grave para ellos. Después de que un gato se infecta con gusanos pulmonares, en sus heces esparce las larvas del parásito, que contaminan el ambiente e infectan a las babosas y caracoles del lugar. Otros gatos pueden entonces contagiarse con el parásito, ya sea al comer estos moluscos o al comer otros animales pequeños (como roedores o pájaros) que hayan comido moluscos infectados.

¿Cuáles son los síntomas de la infección por gusanos pulmonares?

Los síntomas incluyen tos persistente, sibilancias y estornudos (en especial después de la actividad física) y, en cierta medida, escurrimiento nasal y dificultad para respirar. Estos signos también pueden presentarse con otras enfermedades, por lo que no siempre sirven para distinguir con facilidad si tu gato tiene gusanos pulmonares. Si tu gato presenta alguno de estos síntomas, lo más recomendable es que lo lleves al veterinario para que lo revisen.

¿Cómo puedes proteger a tu mascota?

Procurar que tu gato no cace animales puede servir para reducir el riesgo, pero no siempre es fácil lograrlo. Puesto que las pequeñas babosas y caracoles pueden caer en el bebedero y pegarse a los juguetes, limpiar estos artículos de manera regular y minuciosa puede ayudar a reducir el riesgo. No todos los productos antiparasitarios son capaces de matar a estos gusanos, pero el veterinario podrá orientarte al respecto.

¿Sabías que...?

No comas babosas. Podría parecer una recomendación obvia, pero se tiene noticia de un hombre australiano que comió dos babosas para cumplir un reto y contrajo meningitis debido a que los moluscos estaban contaminados con el gusano pulmonar de la rata. Por suerte, su recuperación fue completa, pero tardó cinco meses. Es por eso que siempre debes elegir “verdad” cuando juegues “verdad o reto”.

Para obtener más información sobre la desparasitación para tu casa, haz clic aquí.

Etiquetas
Gato
Gusano del pulmón
Parásitos
Compartir en