Master Brand

Viajar con mascotas: consejos de seguridad para perros y gatos

Compartir en
Intro Text
¿Estás planeando tus vacaciones, o un viaje, y tu perro o gato te acompañará? Aquí encontrarás sugerencias sobre lo que necesitas llevar, a dónde ir y cómo proteger a tu mascota.

Todos necesitamos tomarnos un descanso de vez en cuando, incluso nuestros perros y gatos. Estos consejos pueden ser útiles para que tú y tu familia disfruten unas vacaciones seguras, felices y relajantes en las que puedas compartir la diversión con tus mascotas.
Content
Image
Dos perros husky y un gato siamés en un maletero lleno de equipaje

Prepárate antes de partir

La preparación es la clave para que cualquier viaje de vacaciones sea exitoso, y es por eso que debes asegurarte de que tu mascota esté al día con todas sus vacunas y desparasitaciones antes de emprender el viaje.

Si vas a viajar a una región de clima cálido y húmedo, cortarle antes el pelo a tu mascota servirá para que se mantenga fresca y también para revisarla con mayor facilidad en busca de garrapatas. Si planeas acampar, prepárate por si visitas algún lugar en el que pueda haber serpientes y garrapatas de la parálisis.

Ponerle placa o microchips a tu mascota ayudará a identificarla en caso de que se pierda. Si tu mascota no tiene microchip, habla con el veterinario sobre los beneficios de colocarle uno. Si tu perro o gato ya tiene microchip, asegúrate de que tu información de contacto sea correcta para que puedan comunicarse fácilmente contigo en caso de que tu mascota se pierda.

Artículos que necesitas incluir en tu equipaje si viajas con tu mascota

Como mínimo, en tu viaje necesitarás los siguientes artículos para mascotas.

  • Alimento
  • Comederos y bebederos portátiles o plegables
  • Correas
  • Uno o dos de sus juguetes favoritos
  • Material absorbente para excrementos, si viajas con tu gato
  • Bolsas para excremento, si viajas con tu perro
  • Cama
  • Collares
  • Protección contra parásitos y otros medicamentos que le des habitualmente a tu mascota, si es el caso

Consigue con anticipación suficiente medicamento y empaca un kit de primeros auxilios para mascotas que incluya una solución antiséptica (povidona yodada) y vendas limpias. Busca la información de contacto de una o más clínicas veterinarias del lugar que vas a visitar, por si la necesitas en caso de emergencia.

Asegúrate de que en tu destino y en las actividades que planeas realizar se admitan mascotas

En muchos destinos vacacionales se admiten perros y gatos, pero no en todos. Asegúrate de encontrar un alojamiento en el que puedas quedarte con tu mascota, y revisa las restricciones sobre la presencia de mascotas en playas, parques y atracciones populares del lugar que piensas visitar.

Si aún no decides si tu perro o gato te acompañará en tus vacaciones, piensa primero en el tipo de actividades que quieres realizar y si tu mascota podrá participar en ellas. Si en tu itinerario de viaje estás contemplando muchas salidas para ir de compras, cenar, visitar museos o asistir a espectáculos u otras atracciones similares, quizá tu viaje no beneficie mucho a tu perro o gato. Por otra parte, si tu viaje implica pasar mucho tiempo al aire libre en la playa o en un parque, o si tú y tu familia planean no alejarse del hotel o del lugar que renten durante gran parte de las vacaciones, entonces es probable que tu mascota disfrute más el viaje.

Factores particulares que debes considerar si viajarás a zonas cálidas de México

El clima cálido y húmedo supone un mayor riesgo de parasitosis para las mascotas. La prevalencia de garrapata de la parálisis, gusano del corazón, ancylostomas, leptospiras, pulgas, mosquitos y flebotomos es mayor en los lugares con altas temperaturas.

Es probable que tus mascotas nunca hayan tenido problemas con parásitos o garrapatas en casa, pero este podría no ser el caso en tu destino vacacional. Un nuevo ambiente puede representar nuevos riesgos para la salud.

Para proteger a tus mascotas y disfrutar de unas vacaciones libres de parásitos y garrapatas, te recomendamos tomar las siguientes medidas:

  • Administra un tratamiento antiparasitario preventivo, como Advantix® para perros, que elimina garrapatas, pulgas, insectos voladores y piojos, y Advantage® para gatos , que combate infestaciones de pulgas.
  • Ten cuidado, en particular, cuando pasees por matorrales y cuando visites la playa con tu perro.
  • Revisa diariamente a tu mascota en busca de garrapatas: pasa tus dedos por su pelo, sintiendo la piel, para detectar cualquier protuberancia extraña que pueda tener. Pon atención particularmente en la cabeza y el cuello, en el pecho, entre los dedos y alrededor de su boca y de sus encías.
  • Si encuentras una garrapata, quítasela de inmediato y sigue buscando más; si es posible, guarda las que encuentres para que más tarde el médico veterinario las identifique. Coloca las uñas de tus dedos pulgar e índice o unas pinzas entre la piel de tu mascota y la garrapata, gírala y jálala para quitarla.
  • Si encuentras una garrapata en tu mascota, contacta de inmediato al médico veterinario, en particular si tu mascota presenta signos de intoxicación por picadura de garrapata, como cambios en la forma en la que ladra o maúlla, debilidad en las patas, jadeo o vómito excesivo.

Cómo llegar a tu destino

Sea cual sea tu destino, necesitarás pensar en las opciones de transporte que hay para ti, para tu familia y para tu gato o perro. Cada modo de transporte tiene características particulares que debemos considerar y prever.

Cómo viajar de manera segura en auto con tu mascota

La mejor forma de transportar mascotas en auto es dentro de transportadoras o jaulas diseñadas específicamente para ellas; deben tener buena ventilación, suficiente espacio para que la mascota pueda moverse dentro de ella y una puerta segura. Los perros pueden viajar sujetados y protegidos con un arnés de seguridad que se acopla al cinturón de seguridad. Es muy importante no dejar que los perros o gatos viajen sueltos dentro de un vehículo en movimiento. Las mascotas sueltas pueden causar accidentes y pueden lastimarse gravemente.

Si el recorrido será largo, estos consejos te servirán para tener un viaje placentero y sin estrés.

  • No alimentes a tu mascota inmediatamente antes de hacer un viaje en auto.
  • Detente cada dos o tres horas para permitir que tu mascota defeque u orine, se ejercite un poco y respire algo de aire fresco.
  • Las quemaduras de sol pueden ser peligrosas, por lo que diariamente debes aplicarle a tu perro o gato una crema con protección UV especial para mascotas y usar una cortina o toalla en las ventanillas para protegerla del sol mientras esté en el auto.

Dejar a tu perro o gato durante un lapso incluso menor de seis minutos en un auto sin ventilación puede matarlo. Aunque lo dejes con las ventanillas abiertas, la temperatura en el interior del auto aumenta con rapidez, y el agotamiento por calor y la muerte pueden convertirse en peligros reales. Nunca dejes a tu mascota desatendida dentro de un auto caliente, y siempre lleva agua en un recipiente para calmar la sed de tu mascota y evitar que se deshidrate.

Cómo viajar de manera segura en avión con tu mascota

Consulta con la aerolínea las instrucciones para viajar con mascotas y las restricciones que puedan tener. Necesitarás llevar a tu mascota al veterinario para que le realicen un examen minucioso, la desparasiten y la vacunen antes de que obtengas autorización para que viaje en avión. La aerolínea podrá orientarte sobre los límites de tamaño y peso que tengan establecidos para las cajas transportadoras de animales. También te recomendamos que indagues si los aeropuertos que vas a utilizar tienen áreas en las que tus mascotas podrán pasear y defecar.

Ya en el aire, los perros y los gatos por lo general viajan en la bodega de equipaje del avión. Sin embargo, los perros de asistencia y los perros guía tienen permitido viajar en la cabina. Solo ten en cuenta que las aerolíneas pueden limitar el número de mascotas que permiten llevar en un vuelo o negarse a encargarse de animales que muestren un comportamiento excesivamente agresivo.

Como regla general, las mascotas no suelen tener problemas al viajar en avión. Sin embargo, si tu gato o perro manifiesta signos de malestar después del vuelo, consulta al veterinario que anteriormente ubicaste para tu destino. Mejor aún, si tienes alguna inquietud con respecto a si tu mascota tolerará volar en avión, habla con su veterinario antes de salir de viaje. El veterinario podría recomendarte hacer ciertos preparativos para el viaje o sugerirte algún ansiolítico para tu mascota si crees que puede necesitarlo.

Con un poco de previsión, podrás pasar unas vacaciones seguras, divertidas y relajantes con tu familia y con tu mascota, sin importar a dónde decidan ir o cómo llegar ahí.

Etiquetas
Viaje
Compartir en
Open Modal