Master Brand

Cómo quitarle una garrapata a un perro: el método correcto

Compartir en
Intro Text
Cuando una garrapata se sujeta a un perro, suele ser bastante difícil lograr que lo suelte. Es posible quitarla de manera segura, siempre y cuando sepamos lo que estamos haciendo.
Content
Image
Cómo quitar una garrapata del cuello de un perro con una pinza quitagarrapatas

Las garrapatas son parásitos tenaces que con frecuencia se encuentran en pastizales y matorrales. Ahí esperan a que pase su presa para morderla, y puede ser difícil quitarlas de la piel una vez que se sujetan a ella.

Aunque suelen desprenderse del perro tras terminar de alimentarse, este proceso puede tardar días, y durante ese tiempo podrían paralizar al perro (en el caso de las garrapatas de la parálisis) o infectarlo con alguna de las enfermedades que transmiten. Cuanto más tiempo permanezcan mordiéndolo, mayor será el riesgo. Por eso, es importante que revises diariamente a tu perro; para ello, pasa tus dedos por su pelo y quítale rápidamente cualquier garrapata que encuentres. Aquí podrás encontrar los pasos que debes seguir para hacerlo de manera segura.

1. Junta el material necesario

Lo primero que necesitas para empezar a quitarle las garrapatas a tu perro es una pinza quitagarrapatas; su diseño especial te ayudará a retirar estos parásitos de manera segura y en una sola pieza.

Si no tienes uno de estos utensilios y en la zona en la que vives hay garrapatas de la parálisis (que son muy peligrosas), es importante que lleves a tu perro con el médico veterinario para que ahí le quiten la garrapata o que hagas lo mejor que puedas para quitársela con las herramientas que tengas a la mano. ¡Cuando se trata de este mortífero parásito, dejar que la garrapata siga alimentándose de tu perro hasta que consigas el utensilio adecuado no es nada recomendable!

También, debes prepararte con un par de guantes para proteger tus manos durante el procedimiento. Siempre usa guantes cuando estés tratando con garrapatas. Las garrapatas que parasitan a los perros son transmisoras de enfermedades, algunas de las cuales también pueden afectarte a ti y a tu familia.

Por último, ten a la mano un recipiente con tapa hermética en el que puedas depositar las garrapatas que le quites a tu perro.

2. Mantén a tu perro calmado y relajado

Intenta quitar la garrapata solo cuando tu perro esté tranquilo. Espera hasta que tu perro se quede lo suficientemente quieto para que puedas sujetar bien la garrapata con la pinza quitagarrapatas. Si tratas de jalarla demasiado rápido, corres el riesgo de dejar parte de la garrapata en la piel de tu perro, lo cual puede aumentar el riesgo de infección. Te será más fácil quitar la garrapata entera si tu perro está quieto. Un hueso o un premio (como una carnaza masticable) puede ayudar a mantenerlo ocupado mientras le quitas la garrapata.

3. Haz que la garrapata quede expuesta

Image
Haz que la garrapata quede expuesta.

Aparta suavemente el pelaje de tu perro alrededor de la garrapata y sujétalo con una mano, dejando tu otra mano libre para retirar el parásito. Ejecuta este paso con calma para asegurarte de hacerlo bien. La garrapata ya se sujetó a tu perro, y lo más probable es que se quede en el mismo sitio una vez que apartes el pelo que la cubre.

4. Con una pinza quitagarrapatas, gira y separa el parásito de tu perro

La pinza quitagarrapatas tiene la forma adecuada para poder introducirla debajo del parásito y jalar todo su cuerpo en un solo paso, sin apretarlo. Estos utensilios están a la venta en farmacias veterinarias y clínicas veterinarias, y también en algunos supermercados.

Para retirar garrapatas no es recomendable usar pinzas normales, pues con ellas es más probable aplastarla y dejar parte de su cuerpo unido al perro.

Sigue las instrucciones de la pinza quitagarrapatas. En general, los pasos son los siguientes:

1. Coloca el gancho de la pinza sobre la piel de tu mascota, junto a la garrapata.

2. Desliza con cuidado la pinza debajo de la garrapata, atrapándola en la ranura del gancho.

3. Jala la pinza con suavidad, separándola de la piel mientras la giras, hasta desprender la garrapata.

Image
Asegúrate de usar una pinza quitagarrapatas para retirar la garrapata de la piel de tu perro

5. Limpia la picadura de la garrapata

Limpia suavemente la zona afectada de la piel de tu perro con un antiséptico diseñado para mascotas.

6. Deshazte de la garrapata

Pon la garrapata en un frasco con tapa o en un recipiente hermético y consérvala para mostrársela al médico veterinario en caso de que tu perro llegue a sentirse mal. Limpia y desinfecta la pinza quitagarrapatas y guárdala en un lugar seguro por si necesitas usarla de nuevo. Desecha los guantes y lávate muy bien las manos.

Procura, en primer lugar, que las garrapatas no piquen a tu perro

Para reducir la probabilidad de tener que quitarle garrapatas a tu perro, utiliza con regularidad un producto que lo proteja, como el collar Seresto® o el tratamiento de aplicación tópica para perros Advantix®. Tras aplicar cualquiera de estos dos productos, basta esperar de tres a cinco minutos para que comience a repeler y matar a las garrapatas por contacto y evitar que las garrapatas piquen y se alimenten de tu perro, además, mata a las pulgas adultas y a sus larvas en menos de 20 minutos.

Etiquetas
Garrapatas
Compartir en